ASFALTO EN CALIENTE

Este proviene de las plantas de asfalto en caliente. Este es un material hecho con áridos seleccionados que son calentados hasta que pierdan toda el agua que contengan y mezclado posteriormente con un porcentaje de betún según el peso. El material que se obtiene tiene una temperatura aproximada entre 125º y 195º grados centígrados. Existen muchas combinaciones cambiando el diseño según la capacidad de los técnicos de cada empresa. Algunos asfaltos son usados para trafico pesado, mientras otros tienen menos capacidad. Aquí es donde se fabrican nuestras carreteras. Y por ello hay que cuidar mucho la selección de las materias primas, que son las que proporcionan una alta calidad en el producto final.

Estas mezclas deben ser

  1. Suficiente betún para asegurar la durabilidad del asfalto sin distorsiones en la superficie.
  2. Una densidad suficiente para aguantar las cargas del tráfico sin desplazamientos en la superficie.
  3. Suficiente huecos de aire en la masa que después de compactado queden todavía pequeños huecos que mantienen fuera el calor y la humedad del ambiente.
  4. Suficiente trabajabilidad que permita un adecuado y cómodo
    manejo de la masa sin segregaciones.

Esta es una pequeña introducción sobre la industria de mezclas asfálticas en caliente que pretende dar una visión sobre la construcción de carreteras sin términos técnicos. En el apartado de tecnología de esta página web se expone los avances de los equipamientos que existen actualmente en extendido, fresados, compactación, etc.. y todos ellos han sido realizados con maquinaria propia.

Objetivos del aglomerado asfáltico en caliente

En la construcción de carreteras deben

  • Ser capaz de soportar las cargas del tráfico.
  • Resistir la humedad del ambiente.
  • De superficie de rodadura antideslizante.
  • Ser flexible para admitir movimientos sensibles del terreno.
  • De superficie lisa, permitiendo el transporte de los vehículos a velocidades elevadas y cómodamente.

 

El asfalto es un material muy versátil con un costo razonable. Su adaptabilidad le permite ser usado con casi todos los áridos. Esto hace que sea la solución más económica de construcción de carreteras en el mundo.

Emulsiones Asfálticas

Los materiales bituminosos se pueden dividir en dos grandes grupos, betunes y alquitranes. Si bien ambos son termoplásticos y poseen una alta adhesividad con los áridos, se diferencian en que los alquitranes presentan una mayor variación de viscosidad frente a la temperatura y durabilidad.

Betunes

Es el procedente de la destilación del petróleo. Estos betunes pueden ser gaseosos, líquidos, semisolidos o sólidos, con bajo contenido de líquidos. Es un material que debe ser calentado bastante a altas temperaturas para llegar a ser usado como liquido.

Se llaman también “betunes asfálticos”. Estos pueden ser:

Naturales

Es formado cuando el petróleo es conducido a través de grietas hasta la superficie. La acción del sol y el viento hace que se provoque un proceso natural de destilación, dejando una sustancia plástica de color negro.

Este tipo de asfalto era utilizado en el pasado en la construcción de carreteras y procedía de Trinidad y Venezuela.

Artificiales

Este procede obteniéndose como subproducto por refinado del petróleo.

También se denomina, de acuerdo con las normas UNE, “mastique asfáltico” a la mezcla de productos asfálticos con áridos minerales de glanulometría definida y materia mineral fina que cuando se calienta pueda ser vertida; pero requiere manipulación mecánica para su formación.

Alquitranes

El “alquitrán” producto bituminoso, viscoso o liquido que resulta de la destilación destructiva(cracking) de materias orgánicas. A la palabra alquitrán debe ir otra palabra que indique su procedencia y el proceso de fabricación.

Se denomina “brea” al residuo fusible, semisólido o solidó de color negro o marrón oscuro que queda cuando se somete al alquitrán o sus derivados a una evaporación parcial o destilación fraccionada.

Betunes fluidificados (cut-backs)

Se obtiene por mezcla del betún asfáltico con otros derivados del petróleo para facilitar la puesta en obra y ser posteriormente eliminados por evaporación. Este material resultante tiene al final mayor poder de penetración que el original.

Emulsiones bituminosas

Con el objeto de facilitar la puesta en obra del betún y de poderlo aplicar en tiempos lluviosos, o con áridos húmedos o a bajas temperaturas. La emulsión con agua y un tercer producto llamado “emulsionante” que impide la rotura de la emulsión y facilita la dispersión de las partículas del betún. La emulsión se obtiene al mezclar y agitar betún fundido y agua caliente(con emulsionante), pero tan pronto como se deja en reposo las partículas dispersas empiezan a unirse haciéndose cada vez más grandes hasta que se produce la separación del betún y del agua.

Este es el tipo de emulsión normalmente utilizado en la construcción de carreteras.